Our Motto:

We yell because we don't care

lunes, 21 de enero de 2008

o.O


They’re everywere!

Yo siempre he sido reacio a usar emoticones. Razones no me faltan: a veces cuando me mandaban uno el Messenger se trababa. Al igual que el “jajajajajajajajajaja” me parecen una estupidez inútil. Eso de poner caritas, monitos y demás gif’s se me hacen una costumbre surgida por la flojera de pensar correctamente. Yo estoy leyendo tus ideas, no me importa tu cara. Si me vas a decir algo, dímelo bien. Pero hoy descubrí que esas cositas molestas sí son útiles, y mi concepción sobre la etiqueta se desmoronó. En el mundo fugaz de internet, las letras y oraciones no se comportan igual que en el plano material, donde se estampan en libros para la posteridad, por lo que se deben escoger con cuidado, pues no queremos vernos atrapados entre mares de papeles vanos faltos de significado. En Internet, las palabras vuelan como en una conversación, y el texto solo no puede dar a veces los matices que uno busca. Y siendo una conversación un fluir de ideas que no se detiene, no nos podemos dar el lujo de orlar nuestros enunciados con florituras, alegorías, un hipérbaton aquí, una alegoría acá… todo ello en un instante. Debe haber geniecillos allá afuera que lo logren, y platicar con ellos debe ser una experiencia increíblemente satisfactoria (e increíblemente críptica) pero un mortal común como cualquiera de nosotros, que sólo quiere hacer una plática como si todos los demás usuarios estuvieran frente a frente, los emoticones son útiles. Es aquí donde mi moral se resquebraja. Cuando estoy usando el chat (qué viejo se oye “chat” en 2008), no me río, no uso ningún gesto. Para mí es como estar jugando ajedrez, al cambiar una risa por un comentario sarcástico o un no entiendo por, bueno, poner eso en palabras. Yo me divierto al quebrarme la cabeza así, pero el que está del otro lado probablemente piense que está hablando con un robot del que se espera pase la prueba de Turing. Ver línea tras línea tras línea de texto inexpresivo puede ser aburrido para alguien crecido en esta era sobreestimulada. No solo aburrido: también puede parecer frío, por más que deseé hacer parecer lo que escribo como salido de la pluma de Luis de Góngora. Me disculpo por ello. En lo sucesivo usaré el :D y algún otro siempre y cuando sea conveniente, porque una cosa es usarlos y otra muy diferente es abusar:


Si se usan en exceso, cualquier plática queda reducida a un combate jeroglífico, a una variante de comunicación por feromonas, o si les gusta, a una mutación ideográfica de Newspeak. Son un complemento, generación iPod, no un estándar. Eso sí, nunca usaré un “k?”. Sería degradarme demasiado. De por sí una parte de mí (lo que creía correcto) murió hoy.

*

¿Y qué canción sería buena? Cuando tenía fotolog (sí, tenía uno, aunque nunca salió una foto mía, se los juro) ponía una recomendación musical al final de cada anotación. Ahora les dejo una probadita de un grupo que encontré de casualidad. "Little Brother", de Art Brut. Que no se me acuse de no hacerle caso a grupos de de menos de 15 años de antigüedad.


4 comentarios:

Memo dijo...

Son muy útiles.

Me remito a ti mismo: me ha sido difícil cuando platico contigo saber si tus comentarios son en tono serio, cómico, sarcástico, etc... me dejo llevar por lo mas razonable, pero a veces es difícil.

Me parecen inútiles cuanso se abusa de ellos, pero usados de modo moderado (valga la redundancia) son muy útiles para entender mejor a la persona, ¿no crees? =P

Memo dijo...

Por cierto, golpea o bannea a todo pendejo que, como yo, use emoticons en su mensaje. Que predecibles.

Momus dijo...

Protesta.

Purista, positivista, cuadrado!

.-Cada letra es un símbolo también, así que esta manera de conversar es tan ideográfica como cualquier otra. Si uno se pone a pensar en eso, utilizar imágenes para transmitir conceptos es más avanzado, no se basa en un mecanismo fonético. Véase Aristóteles sobre los sentidos.

.-Una cosa es comunicación y otra muy diferente es literatura.

.-Existe la concepción, errada pero común, de que todo lo escrito debe de ser tratado con un escrutinio sofocante y que debe limitarse a palabras. La creatividad no debe de estar sujeta a ningún tipo de reglas, la lectura de cualquier texto, escrito y no escrito debe de ser una ciencia hermenéutica. El problema es la falta de creatividad, no la de palabras.

.- Como no existe un diccionario de imágenes, como las imágenes no constituyen ideas universales preestablecidas sino empíricas, se las desprecia. Pero el reino de los noúmenos es uno solitario, sólo existe un rey/habitante; el punto de vista. En el reino de los fenómenos por otro lado...

.-Por todo esto los poetas dejaron de pensar en métrica, los novelistas empezaron a usar faltas de ortografía y sintaxis, los periodistas y bloggers fotografías.

Fin de protesta.

A mi también me cagan los emotíconos, las abreviaciones y las respuestas de bot.

pero... ^_______^

Quizá me alteró tanto el tema porque soy de esos que en las conversaciones sacuden los brazos y recurren a las onomatopeyas.

annie dijo...

"Eso de poner caritas, monitos y demás gif’s se me hacen una costumbre surgida por la flojera de pensar correctamente. Yo estoy leyendo tus ideas, no me importa tu cara. Si me vas a decir algo, dímelo bien"

memorable... mejor no lo pudiste escribir... a mi me cagan los gifs, pero que se le puede hacer? a veces son ùtiles...

saludos