Our Motto:

We yell because we don't care

domingo, 5 de diciembre de 2010

Top 5 a las 5: Conspiraciones

La verdad está allí afuera, dudes. Después del cliché de rigor, entremos en materia. Hoy dedicamos el día a las conspiraciones, cuentos que hemos escuchado por allí sobre “cómo funciona el mundo”.

¡Los reptilianos/masones/judíos controlan el mundo!




La Reina no se talló bien el cuello hoy. PRUEBA IRREFUTABLE.

La conspiración: Nuestros líderes mundiales son en realidad criaturas del espacio exterior parecidas a reptiles, y utilizan su poder para propósitos malignos. ¿George Bush? Iguana extraterrestre. ¿Isabel II, el Príncipe Carlos? Asquerosos camaleones de Sirio. O miembros de una logia secreta que se remonta a la Edad Media. O a un partido basado en las ideas de un barbón amargado. El caso es que hay un club (¿Bilderberg?) que controla todos los aspectos de la política mundial
La realidad: Monstruos horribles dominan al mundo. Pero son humanos. Y en la mayoría de los casos, detrás de los problemas del mundo están el azar ciego y la estupidez supina, no tanto la deliberación profunda.

¡Los musulmanes quieren destruir América!


Ninjas For Allah
 
A lo largo y ancho de América (Bueno, bueno, smartasses, de Estados Unidos de América), células terroristas esperan el momento para actuar, ocultos en cada mezquita, debajo de cada hijab, aguardando en cada taxi o escuela pública. Los musulmanes sólo quieren destruir nuestra libertad. Y si no permites que te examinen de cuerpo entero o te palpen los genitales, los estás ayudando.
La realidad: Los musulmanes extremistas quieren destruir al cristianismo. Los cristianos extremistas quieren destruir al islam. Los maniáticos del control están de plácemes viendo cómo les dan carta blanca para hacer lo que quieran.

¡La fluorización del agua/vacunación es comunismo infiltrado!


Al menos ella tiene libertad.

La conspiración: El gobierno a cargo de la salud. ¿Te imaginas? Ineficiencia, mala calidad, burócratas decidiendo sobre la vida y la muerte. Eso sólo pasa en Rusia, amigo, no en mi país. Además ¿no tengo derecho a decidir sobre la salud de mis hijos? He leído mucho y te puedo asegurar que estarán mejor sin esas asquerosas jeringas rellenas de mercurio.
La realidad: Esto es ciencia, amigo. Y la ciencia dice que eres un idiota.

¡El dinero es deuda!



El documental que lo empezó todo. Precaución: puede convencerlo

La conspiración: El dinero, tal como lo conocemos, es un artificio creado por los primeros banqueros en el siglo XVI para esclavizar pueblos y países enteros. Mediante unos cuantos pases mágicos en sus libros contables crean dinero de la nada, y con este poder ponen de rodillas hasta a los más grandes imperios.
La realidad: Lo que suena coherente platicado por lo general sucumbe ante las matemáticas. Y en el caso que nos ocupa, las matemáticas demuestran es una vil charada.

¡McDonalds nos vende gusanos/carne de monstruo/bocados de conservadores!




Al menos no están hechas de Soylent verde. ¿Verdad?

La conspiración: McDonalds, en su afán de beneficios rápidos, nos “alimenta” con productos de dudosa procedencia. ¿Porqué las hamburguesas saben igual en todos lados? ¿Porqué duran meses? Es obvio: las embuten de conservadores. O es porque la carne en realidad viene de un aterrador ser producto de la ingeniería genética, de granjas de gusanos, de ratas… escoja la cosa más asquerosa en la que pueda pensar. Eso es lo que le venden en cada Cajita Feliz
La realidad: la carne cocinada se conserva por meses. Saldría más caro sacar comida de engendros contranatura, ya que la ganadería industrializada y la agricultura subsidiada hacen a la carne un insumo bastante barato. Un ejemplo clásico de que el mundo es mucho más aburrido de lo que pensamos en realidad, razón suficiente para inventar conspiraciones.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Top 5 a las 5 - Eventos idiotas en la tele

Aquí estamos, como cada domingo… mierda, es lunes. Por primera vez, gracias al Síndrome de Abulia Dominguera Profunda (SADP), el top de la semana es en lunes. Hoy homenajeamos los eventos especiales que nos llenan de vergüenza ajena o de furia ciega

5.- Las Lunas del Auditorio


Como los Grammys en Los Simpson, sólo peor.

La idea no es tan mala: premiar a los mejores espectáculos en vivo del año (Umm… too meta). Lo malo es terminar dando el premio a mejor concierto a una banda que sólo va a enviar un video de agradecimiento. Un evento que podría ser por lo menos interesante de ver, y que se supone busca dar proyección internacional al país (Creo que eso lo escribió el café) se convierte en un cubetazo de realidad que nos recuerda nuestro provincianismo entre las naciones. Más que estúpido es triste. Okey, es estúpido.

4.- La Boda De Lucero Y Mijares


Los sueños se vuelven realidad... si tienes exclusividad.

Estamos de acuerdo que las transmisiones de las bodas de los famosos son estúpidas. De por sí nadie ve los videos de las bodas de los amigos que se dan como recuerdo. Pero La Boda Televisiva que siempre se me viene a la mente es La Boda De Ensueño de Lucero y Mijares: En la cumbre de su fama (…) La Pareja De Ensueño tuvo una Boda De Ensueño en un ex convento colonial, con la crema y nata de la farándula noventera, transmitida en cadena nacional a través, claro está, de Televisa. Todo como de telenovela. Claro, estamos hablando de Lucero. Y de Televisa. ¡Miren, señoras, las novelas se hacen realidad! Otra cosa más triste que estúpida: tener que vivir en una telenovela.

3.- Fin de año con las estrellas, Noche Mexicana…



Otra cosa que no sé si es estúpida o sólo triste (Y es por eso no se debe escribir en emonday). De verdad, ¿quién ve esos programas? Por lo general a las diez de la noche de la Noche Buena estamos poniendo la mesa o cenando o algo, cualquier cosa menos viendo la tele. Por lo menos esa es la idea. Cuando mucho sirven para darle otro ruido de fondo al precopeo. Hay un montón de solitarios que pasan las fiestas solos, pero seguramente ellos se van a dormir temprano para evitar la depresión, por lo que el poco público que pueden tener se pierde entre sollozos en sus almohadas y sorbos a un vaso de whisky mientras se observa la calle desierta. Pero año tras año los “artistas” siguen apareciendo para amenizar las veladas. Uno de los misterios de la vida.

2.- Previos deportivos. Cualquier clase


FFFFFFUUUUUUUUUUU

Esto si entre de lleno en la estupidez. El partido empieza a las 4:00. Los amigos congregados. La lata de dip a punto de ser abierta y un chicharrón en la mano en posición de untamiento. El destapador puesto estratégicamente en el centro de la mesa después de una amplia deliberación sobre el lugar correcto de su emplazamiento. Los accesos al baño despejados. Los aparatos excretores vaciados. Todo listo… y de repente empieza a hablar el comentarista. Y habla y habla, cambia al color del partido, vuelve a la mesa de análisis… “Faltan sólo cuarenta minutos”. Lo último que recuerdo es el platón de la botana incrustado en la tele.

1.- Las visitas de DIOS a México. Bueno, de Juan Pablo II


Si lo de Lucero es risible, esto es simplemente bochornoso. Antes del Papa Palpatine, estaba en el trono de San Pedro este señor buenagente y bonachon, amante de las excursiones y de alertar de los peligros de la planificación familiar, azote del comunismo y turista incansable. Tanto que vino a México cinco veces. Su primer viaje como Papa, de hecho, fue a este país bendecido por la Virgen de Guadalupe. En aquél entonces tenía sesenta años, un bebé comparado con el 90% de los príncipes de la iglesia. Pero en 2001 estaba debilitado por el Parkinson, las balas y otros achaques propios de la edad. Y aún así se anduvo paseando por el DF como Pedro por su casa. Para los medios, era Pedro en persona. Esos viajes pastorales eran verdaderos circos de pararreligión al más puro estilo de los televangelistas gringos, con todo y sermones en megaiglesias (o como les llamamos aquí, Estadio Azteca), películas con Pedrito Fernández y bendiciones por televisión. Sí señores, eso dijeron los que transmitieron una de las misas de esa última visita, y creo que por allí he de tener un frasco de agua o una imagen bendecidas por el Papa polaco en persona, gracias a la magia de Televisa.

Dejo fuera los torneos de póker, porque me parecen sin chiste, aunque no dudo que a alguien le pueda gustar eso de ver a un montón de desempleados jugar cartas, siendo tan fácil juntarse con los amigos y jugar, y el Teletón, más que nada porque después de todo sí construyen los dichosos CRIT, aunque para ello tengan que valerse de trampas tan arteras y viles que darían para un top en sí mismo. En realidad es por eso: podría hacer un top de cinco cosas que odio del Teletón y me faltaría espacio, pero me verían feo por burlarme de la buena voluntad de la gente. Screw them.

Postdata: Si no había enlazado el top de Don Humbert C Christopher, o "el que sí se acordó de publicar en domingo", fue porque esto lo escribí en un rush de cocaína cafeína.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Call Of Duty: Black Ops


¡Hasta sale Big Boss!

Así que allí estaba yo, tomando parte en el infame episodio de la Bahía de Cochinos, abriéndome paso hasta la recámara del jefe de la Revolución Cubana, con ganas de llegar y darle un tiro en medio de los ojos. Y estaba en Vietnam, saludando a las oleadas infinitas del Viet Cong (¿De dónde salen tantos chinos, demonios?) que se estrellaban contra nuestra posición como olas en una escollera, marejada comunista, hasta sus uniformes eran blancos, espuma norvietnamita, los saludaba con una lluvia de balas, aventándoles confeti de plomo mientras gritaba “Have some freedom, motherfuckers” o “Voy a matar a todo el proletariado del mundo” desde la comodidad de mi cuarto. Pon en mis manos virtuales una ametralladora de pixeles y todo es risas y felicidad. A veces pienso que debería jugar cosas más tranquilas y kawaii, no vaya a ser que me estén adoctrinando. Y estaba maravillado ante la primera escena: una sexy oficial ¿rusa? que dejaba consumirse un típico cigarro ruso en su mano (Dejando en claro sus malvados planes: les recuerdo que los héroes no fuman) mientras repetía una secuencia de números para una audiencia compuesta por espías e infiltrados. Sí, hasta las emisoras de números salen en este juego. Y científicos nazis. Lavados de cerebro. Teorías sobre el asesinato de Kennedy (no pueden faltar en una buena historia de conspiraciones). Creedence en los altavoces de una base militar, ya saben, para recordarles a los muchachos por qué están peleando. Un cliché tras otro, pero clichés divertidos al fin. Todo lo bueno que puede haber en una historia de intrigas político-militares, condensado en ocho horas de juego. No, espera, creo que son menos, por los videos y las conversaciones in-game. Han de ser como seis. Seis horas de juego efectivo por 1000 pesos en efectivo.

¿Valió la pena haber gastado tanto en un juego que probablemente no vaya a tocar otra vez? Qué puedo decir. Claro que sí. No le puedo poner precio a la alegría que me causa volar un campamento en medio de la selva, o abatir nazis en medio de la nieve. Si puedo contribuir en algo a que sigan existiendo estas películas palomeras interactivas (que son en lo que se han convertido las campañas de Call Of Duty del 4 para acá) que así sea. El equipo de Treyarch ha hecho un gran trabajo; definitivamente ya no son los idiotas responsables de ese Call Of Duty 3 tan sin chiste. Aunque, para ser sinceros, se sigue jugando como los anteriores. Han de haber cambiado algo en el esquema de juego, pero no me fijé y no me importa. Salen Castro y Kennedy, McNamara y Nixon, zombis nazis por Dios Santo. Este juego podría ser una pila de mierda o un Modern Warfare 2 con skin sesentero pero al menos sería una mierda o un clon muy divertido de ver.

Ah sí, tiene multiplayer. Whatever.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Zeit, de Tangerine Dream


Lo que me pasa en la oficina es que no me puedo concentrar cuando una canción tiene letra: me pongo a cantarla (o murmurarla en el idioma universal del washawasheo, verdadero esperanto musical) o me emociono de más y tengo que dejar lo que estoy haciendo (No Distance Left To Run siempre es un gancho al hígado). Tampoco puedo estar sin música, porque el silencio de la oficina que solo se rompe con el sonido de los teclados y los clics de los ratones me deprime un poco. Así que últimamente he tenido que recurrir a métodos poco convencionales, como sintetizadores setenteros que están a un paso de ser música New Age, a cargo de Tangerine Dream, un grupo con mucho pedigrí en ese género. Creo que con la edad empiezas a apreciar más ese tipo de música atmosférica. Ustedes saben, tiene su encanto escuchar un montón de sonidos y melodías que salieron de máquinas primitivas allá en los 70 (En Berlín, oiga usted), que parece fueron hechos para ambientar documentales, museos, colecciones de ciencia ficción, qué se yo. Algo así como el futuro que nunca fue. Con el tiempo, en los 80, se volvieron simplemente repetitivos (como casi todos los artistas pasado un rato, hay que decirlo), pero ya habían hecho cosas como Zeit, un disco que puede ser para usted una sinfonía al tedio o el soundtrack del espacio intergaláctico:

















¿Aburrido? Tal vez. Pero hasta lavarse los dientes (o en mi caso, programar) se envuelve en un aura mística y majestuosa con estos ruiditos compuestos al girar perillas al azar. A lo mejor por eso es tan popular la música New Age. En cualquier caso, cuando quiera volver al mundo de los vivos, pongo a Franz Ferdinand o ya de perdida a Kraftwerk.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Top 5 a las 5 - Películas malas que no puedo dejar de ver

"Tan malas que son buenas". Son películas que parecen existir sólo por el placer del schaudenfreude, sectores inmensos de la población no las soportan (en realidad, sectores inmensos de la crítica) pero no se puede negar que son una fuente de divertimento sin igual.

La Fortaleza
 

No es mala mala mala, pero tampoco es una joya. O cual es bastante extraño, porque tiene gente que se alimenta con aminoácidos, superpoblación, huídas a México, cámaras que espían los sueños y sobre todo, intestinadores. El fascista interior se regocija al oír “línea amarilla es dolor, línea roja es muerte”. O mejor aún: “Intestinación al azar”. La verdadera esencia de la justicia.

Troll 2


Qué puedo decir. Soy muy influenciable y ese OH MY GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOD, aunque ya esté muy quemado en los internets, siempre es digno de verse.

Glen O Glenda


Un director de cine desnuda su alma mostrando sus cuitas a la cámara, con resultados hilarantes. Hay que ser sinceros, aunque sea un desastre, es una película con corazón, y sobre todo, con cojones. Porque en pleno macartismo, donde todo lo que huela a “anormal” es sinónimo de comunista y por lo tanto de malvado y digno de ser destruido, hacer un trabajo que defienda los estilos de vida alternativos es un acto de valentía. Eso no le quita que sea espantosa.

Street Fighter


O “Una loca película de M. Bison”. Siempre podremos reírnos del tonto Zangief, vomitar al ver a lo que quedaron reducidos Ryu y Ken o exclamar “pero qué cojones” al ver de dónde salieron Dhalsim y Blanka, pero nos quedaremos para ver a Raul Julia dando discursos sobre la Pax Bisonica.

La Santa Muerte


Tres historias en las que se muestra la sordidez y la miseria de los mexicanos. Una madre desesperada, un fracasado convertido en policía y una mujer que se acuesta con su compadre buscan la felicidad a través de la adoración a la Santísima Niña Blanca, con consecuencias hilarantes. No hay manera de describirla, tienen que verla por ustedes mismos. ¡Con albañiles teólogos y la señora que salía en Puro Loco!



Y quedaron fuera…

Jesus Christ Vampire Hunter: Puede que esté hecha con tres dólares canadienses, pero es chistosa y cumple lo que promete, así que mala no es. Además, se nota que todo mundo se divirtió haciéndola.

Luna Nueva: Si, esa Luna Nueva. Me reí como no me había reído en mucho tiempo, pero creo que ya es hora de dejar de burlarse de Crepúsculo, sobre todo porque los fans se lo toman muy a pecho. Fans, nada personal. Sean felices con su hobby, y no nos lo restrieguen en la cara por favor.

domingo, 17 de octubre de 2010

Top 5 a las 5: Maestros

Estamos muy lejos del día del maestro, pero nunca está de más hacer un homenaje a aquellos que llenaron nuestra esponja cerebral, ya sea en la vida real o en la ficción.

5.- Roshi (Bueno, bueno, Kame Sen'nin)


Campeón de artes marciales. Bon vivant. Pésimo bombero. Tenía su propia isla, eso es vivir el sueño.
Su enseñanza: tenía su propia isla. Si un viejo rabo verde que se ganaba la vida golpeando personas pudo conseguir una, tu también.

4.- Merlín


Viajero del tiempo. Conocedor de la magia y la ciencia de verdad. Pionero de la producción en serie.
Su enseñanza: las enfermedades son causadas por microbios, no pierdas de vista eso. Ah, y la educación es muy importante, niños.

3.- Pai Mei


Maestro de guerreros. Amante de las cabezas de pescado. Xenófobo. Firme creyente de los modales en la mesa. El mejor juego de bigotes y cejas del Universo.
Su enseñanza: ¿atravesar la madera? Fácil. Sólo hazlo.

2.- Lionel Herkabe


Niño genio. Quebrado por una punto com. Maquiavélico. Amargado. El maestro que todos decimos que tuvimos.
Su enseñanza: el mundo es un lugar cruel, despiadado y hará todo lo posible para destruirte. Pero pensando un poco siempre podrás salirte con la tuya.

1.- Carl Sagan


Si la televisión es la escuela de las masas, entonces él dio la mejor cátedra de la historia. Amante de los números. Fumador de mariguana. El maestro que todos querríamos tener.
Su enseñanza: a lo mejor ya les llegó en un PowerPoint, pero sepan que vivimos en un punto azul pálido.

Se quedaron afuera tipos de la talla de Rius (con un divulgador tenemos), Seymour Skinner (Obvio, él no es maestro), Sócrates o el Dude (he oído maravillas de ellos pero no conozco sus obras)... 

domingo, 10 de octubre de 2010

Top 5 a las 5: Enfermedades de ficción

Hace miles de años, en 2008, teníamos la bonita costumbre de hacer un top 5 todos los domingos. Hoy volvemos y estimularemos su hipocondría con este compendio de enfermedades ficticias.


5.- Infertilidad global


Ya sea porque todos los machos de la especie mueran, o por un factor desconocido que impida a las mujeres concebir, el mundo sin niños es aterrador simplemente porque antecede al mundo sin humanos. La plaga última. Lo que no entiendo de todas las visiones apocalípticas de ese tipo es por qué demonios la gente no se da a carpe diem, pero en fin. Probablemente sea porque el mundo ya era una mierda desde antes del fin de mundo.

4.- Ashera


Un virus propagado tanto por intercambio de fluidos como por palabras o textos que expone al afectado a ser controlado por los me, software para el cerebro codificados en sumerio, el lenguaje más cercano al BIOS del cerebro. Los programadores y hackers son un grupo de riesgo, pues son más susceptibles a los me, por la estructura de su mente. Como lo oyen.

3.- El cruciforme


En un barranco de Hyperion viven Las Tres Veintenas mas Diez o bikura. Una tribu de inmortales. Recibieron ese don al aceptar al parásito cruciforme en sus cuerpos. Al morir, el parásito regenera el cuerpo completamente, hasta cierto punto. Como sucede al guardar una imagen JPG una y otra vez, las copias van haciéndose más y más burdas, perdiendo inteligencia y partes de la anatomía, al punto que su descubridor, el padre Paul Duré, los describió con dificultades para distinguir el pasado, y asexuados por las regeneraciones sucesivas. Otro inconveniente es el de no poder salir de una pequeña área alrededor de su aldea, pues el cruciforme provoca dolor en el huésped al hacerlo. Pedazo de popó por liebre, diría yo

2.- Mal de Merlín

Otra enfermedad que viene de Hyperion, pero totalmente opuesta a la anterior:

“Bien, Rachel, acabas de despertar. Estás confundida. No sabes cómo has llegado aquí. Algo te ocurrió. Escucha.

Estoy grabando esto el día doce del mes diez, año 457 de la Hégira, 2739 de la era cristiana según el calendario antiguo. Sí, sé que es medio año estándar desde lo último que recuerdas. Escucha.

Algo sucedió en la Esfinge. Quedaste atrapada en la marea de tiempo. Te cambió. Estás envejeciendo hacia atrás, aunque esto suene ridículo. Tu cuerpo es más joven cada minuto, aunque por ahora eso no importa. Cuando duermes... cuando dormimos... olvidas. Pierdes otro día de tus recuerdos anteriores al accidente, y olvidas todo a partir de entonces. No me preguntes por qué. Los médicos lo ignoran. Si quieres una analogía, piensa en uno de esos virus que antaño afectaban a los ordenadores. El virus devora los datos de tu comlog... hacia atrás a partir de la última anotación.

No saben por qué la pérdida de memoria se produce cuando duermes. Trataron de mantenerte despierta, pero al cabo de treinta horas te vuelves catatónica durante un rato y el virus actúa igualmente. Qué diablos.

¿Sabes una cosa? Hablar sobre mí en tercera persona es terapéutico. Espero aquí a que me lleven arriba para hacerme análisis y sé que me dormiré cuando regrese, sé que lo olvidaré todo y me da escalofríos.

Bien, sintoniza la placa a corto plazo y tendrás un discurso preparado que te pondrá al corriente de todo lo ocurrido desde el accidente. Mamá y papá están aquí y conocen a Melio. Pero yo no sé tanto como sabía. 

¿Cuándo hice el amor por primera vez con él? ¿El segundo mes en Hyperion? Entonces nos quedan sólo unas semanas, Rachel, y luego seremos sólo conocidos. Disfruta de los recuerdos mientras puedas.

Ésta es la Rachel de ayer. Corto y fuera.”

No se ustedes, pero esa sí me da miedo.

1.- Thetans corporales


Definitivamente mi favorita: almas extraterrestres atrapadas en los seres humanos por culpa de un genocidio ordenado por un emperador intergaláctico hace millones de años para deshacerse de la superpoblación en su imperio. Causantes de aflicciones en sus huéspedes y en ellas mismas, deben ser retiradas mediante un largo y costoso proceso patentado por L. Ron Hubbard y la Iglesia de la Cienciología. Y así tenemos el extraño caso de una enfermedad inventada que se infiltra en el mundo real, con efectos muy reales… pero no deja de ser una ficción.

Se quedaron atrás:

Ojos del Ibad

El adicto a la melange, la especia que da la longevidad en el mundo de Dune, sufre de esta condición, en la que los ojos se tiñen de azul, siendo el color más profundo entre mayor sea su consumo. Algo inocuo, pero que llama mucho la atención, como tener un grano o algo.

Koro

El koro es una enfermedad real que afecta principalmente a personas del sureste asiático, y consiste en creer que se sufre una enfermedad ficticia muy concreta: retraimiento de pene (o de pezones en el caso de mujeres). El pobre afectado cree que su pene se vuelve cada vez más y más pequeño, y que en algún momento desaparecerá. Demasiado meta.

SIDA

Simplemente porque los negacionistas del SIDA creen que es una ficción, y esa es una ficción bastante patológica.

Más tops con William SaintsHumbert C Christopher

lunes, 4 de octubre de 2010

Cinco años (y #musicmonday)

Ayer, este blog cumplió cinco años.



Es una pena que ya no le dedique el tiempo que se merece, pero así es la vida, supongo. Es sólo que he estado ocupado trabajando. Desde 2008, más o menos, "trabajando" o trabajando de verdad. Un día de estos les cuento.



Sólo puedo desear que lo mejor esté por venir. Esperemos que así sea.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Esto fue lo que soñé hoy


Cobb la tiene fácil conmigo

Me llaman en el piso de abajo. Creo que tienen problemas con un sistema o algo. Bajo. El piso de abajo es un call center. El supervisor me ve y le quita su terminal a una empleada:
- ¿Quiere platicar? PUES HAZLO AFUERA, largo.
Este tipo me lleva a un sitio vacío entre un ruso y un hindú. Allí pone la terminal y me dice que me siente.
- ¡Y se menos tímido!
Entonces me han transferido. Ahora tengo que contestar llamadas de soporte técnico. Hijos de...
- Llamada entrante.
Suena el teléfono. Porque tengo un teléfono conectado a mi computadora. ¿Dónde compraron estas máquinas? Okey, no te enojes, tranquilo, arrima el micrófono y contesta.
- Soporte Técnico, ¿cuál es su problema?
- Buenos días, Mi marido golpea muy fuerte el teclado.
Por Dios, esta cosa no tiene audífonos. Tengo que poner el oído cerca del speaker de la PC. Pero el sonido de la estupidez de un luser es inconfundible.
- ¿Su marido golpea el teclado? ¿Ese es su problema?
- Si.
Entonces escuché bien. Me pregunto cuantas llamadas así habrá en un día común.
- ¿Podría describir el problema con más detalle?
- No pues le doy a mi esposo camarones de desayunar, y luego se pone molesto y se pone así y ya no se qué hacer.
A ver, esto de verdad está sucediendo. Y dado que el supervisor no me dio un manual ni nada por el estilo, puedo decir lo que se me antoje. Quizás hasta meta las cuatro y me corran.
- bueno señora, la próxima vez que eso pase trate de calmar a su esposo, que respire profundo, y si pueden, sugeriría que fueran con un terapeuta.
- Okey. Muchas gracias.
-Para servirle.
- Bueno… sé que allí no saben de medicina pero PZZZZZZZZZZZZ
Por suerte le di un codazo al miniteléfono y la llamada se cortó. Miradas de aprobación del hindú y el ruso. El hasta intenta presentarse:
- ¡Iván!
- ¡Borat! - contesto.

Y esto, señores, es lo que soñé hoy. Creo que explica muy bien dónde he estado los últimos tres meses.

lunes, 26 de julio de 2010

#musicmonday - Neu! 75



No se me ocurre mejor forma de celebrar el #musicmonday que compartirles un disco que escucho a diario. Con ustedes, Neu! 75, de Neu!











lunes, 19 de julio de 2010

"Tres dólares por una docena de huevos"


Sí, es una abominación. También es más fácil de comprar en el súper.

Ayer ví Food Inc.  Más que los planes malvados de Monsanto por adueñarse de todos los cultivos sobre la faz de la tierra o los niños que literalmente mueren por comer una hamburguesa, lo que más me impactó fue una frase. Tres dólares por una docena de huevos, dice un granjero orgánico. El callejón sin salida al que hemos llegado por nuestra falta de respeto por el ambiente y lo poco que nos importa queda resumido magníficamente en esa frase. Tres dólares por una docena de huevos. Cuarenta pesos por menos de un kilo de huevos. A ese precio no estás comprando comida: compras arrepentimiento. Eso es lo que cuesta comer con la conciencia tranquila. El punto es que a muchos no nos importa, y hasta temblamos con pensar las ramificaciones. No consumir nada que no haya sido hecho localmente. Adiós a las importaciones. Dudo que se estén refiriendo a cosas como las computadoras o los televisores de plasma. Esos que tienen plomo y boro altamente contaminante. Esos que desechamos cada cinco años. Esos que están hechos de petróleo convertido en plástico y coltán extraído por semiesclavos convertido en microchips. No, ellos se refieren a los alimentos, como esos huevos a precio de oro. Juro que cuando escuché eso fui a mi refrigerador a contar los huevos que había allí. Mierda, como treinta. Serían como cien pesos. Con el maléfico conglomerado agroindustrial cuestan la mitad. Allí me pregunté si sería capaz de pagar esos precios. Si sería capaz de cambiar la manera en la que vivo. Pues no. Muchos no somos capaces, estamos demasiado inmersos en la Matrix. Nos convertiríamos en agentes en cuanto subieran el precio de la leche o el pan. Díganme si ustedes no. Díganme si soportarían pagar el triple por sus gadgets. Si gastarían doscientos pesos en unas cuántas lechugas. Si dejarían de comer hamburguesas. Dúdolo. No se preocupen, no los juzgo. Yo sé que es difícil desprenderse de la civilización tal y como la conocemos, que es lo que se necesita para salvar el planeta. Sí, amiguitos, necesitamos dejar de usar petróleo y comer frugalmente para poder seguir viviendo en nuestro punto azul pálido. Eso significa dejar atrás la mayor parte de la agroquímica moderna, el transporte, la tecnología, hasta nuestras relaciones sociales. Allí es donde comienzo a entender la maldad sin alma de la corporación. Si British Petroleum fuera una persona de verdad y no solo en los documentos (sí, para la ley americana una corporación es una persona) tal vez se extrañaría de esta gente psicótica que la ataca y a la vez no deja de consumir sus productos. "Malagradecidos, yo que me parto el lomo trabajando como burro, toreando a los burócratas, taladrando hoyos en medio del mar o en un cerro de Absurdistán, tratando de dar todo lo más barato que puedo para que puedan estar echadotes en su sala... ¿Y así es como me tratan cuando me equivoco? Debería darles vergüenza. Si les da calor sálganse de la cocina. Si no pueden ver a esa foca cubierta de crudo pues no usen crudo en primer lugar. Pero supongo que muchos de ustedes morirían si les quitaran su estilo de vida ¿Han visto Barry Lyndon? En el siglo XVIII no tenían petróleo y vivían más aburridos que un niño de cinco años viendo el Canal del Congreso. ¿Porqué creen que antes había tantas guerras en Europa? Porque no tenían nada mejor que hacer. Ahora tienen la civilización del petróleo y la energía casi gratis y mírenlos, ni a los alemanes les dan ganas de volver a meterse en berenjenales. Y toda esa gente hipócrita comprando petróleo saudí y condenando el fundamentalismo islámico me da asco. Conmigo se meten porque soy inglés, pero a ver si se atrevían a meterse con Saudi Aramco.

Yo, al contrario de todos ustedes que presumen ser honestos, en realidad lo soy. Miren niños, siempre andan diciendo que hay que vivir el momento al máximo, no dejar nada para después. Eso es lo que hago yo. Yo en verdad lo creo. El presente es todo lo que tenemos, chavos. Disfrútenlo mientras dura. Ahora tienen un bonito auto. Úsenlo. Pueden comprar un tomate traído de Mozambique. Cómprenlo. Tienen su überipod que hace de todo, hasta reproducir mp3's. Disfrútenlo. No se hagan pendejos, todos sabemos que no vamos a cambiar. Todos sabemos que el mundo se va a ir a la mierda. Si el mundo se va a ir a la mierda, ¿para qué preocuparse?".

A ver, contéstenle al viejo BP. Por cierto, Food Inc. es un buen documental, pero nadie nunca ha cambiado el mundo filmando un documental. Eso se hace con revoluciones. Pero eso es tema de otro post.

jueves, 10 de junio de 2010

A una semana de #canonmx

Todo blogger debe ser lo más sincero posible con sus lectores. Yo, al no tener lectores, no tengo ese problema y puedo decir cuantas falsedades quiera. Después de todo soy un blogger (¡pow!). Pero hoy me siento especialmente comunicativo (iba a decir “abierto”, mas no les daré ese gusto, guarros de quinta), así que empezaré por el principio totalmente real y vergonzoso de esta historia: no puedo usar Twitter en el trabajo he decidido de manera totalmente personal y voluntaria no usar Twitter en el trabajo. Ya saben, por la productividad y eso. Trato de ceñirme lo más que puedo a esa regla, pero es difícil resistir teniendo internet, e inútil teniendo una de esas porquerías tecnológicas que tanto asustan a nuestros mayores en la palma de mi mano (Sí, caí redondo en esa. No es un dildo, sucios de mierda, es un iPod touch. Gracias por hacer que rompiera mi voto de no branding). Pues bien, que en uno de esos momentos de mente en blanco tan conocidos por los programadores, uno de esos en los que con imaginación tratas de llenar los huecos que tienen unos requerimientos mal explicados, y ya que no iba a salir del problema en el que estaba de todas formas, me puse a leer mi timeline. Link a blog en inglés, noticia extraña del Time, actualización de Reddit, actualización de Reddit, Roger Ebert, spanglish, retweet de un sabihondo de una noticia extraña del Time, hashtag, hashtag extraño, #canonmx, furia popular.

Cuando un suceso como #canonmx sucede, rápidamente se forman grupos fáciles de identificar: están los que juegan con la indignación popular haciendo chistes que reducen el problema a una simplificación absurda. También están los que verdaderamente preocupados por las consecuencias que un aumento de precio en bienes que no forman parte de la canasta básica puedan tener en el desarrollo del país y su inserción en la economía del conocimiento, magnificando el problema a una escala absurda. No podemos olvidar a los que desde una justificada posición moral fruto de su amplio conocimiento de las prioridades del mundo, el funcionamiento de las estructuras sociales y económicas y su largo historial de activismo y servicio voluntario miran con recelo cómo protesta un montón de ciudadanos sin nada más que hacer y nos recuerdan que hay cosas más importantes de las que preocuparse, como los niños de Dharfúr o la conspiración sionista internacional. Yo me considero de los que le dicen al que tienen al lado “¿ya viste la última tontera?” y “sí, están locos”, reservando la verborrea para su blog banal y plagado de comentarios de spam. Somos más de los que ustedes imaginan. Deberíamos hacer una quedada.

#canonmx – En pocas palabras, para compensar a los artistas por el derecho a la copia privada que tienen los ciudadanos, y en vista de que estos no dejan de usar el Ares o el BitTorrent, se propone una modificación a la Ley de Derecho de Autor para que se tase a todo dispositivo de almacenamiento de datos con un canon (eufemismo de impuesto). Por un disco virgen (Ah, ya van a empezar méndigos... anden, metan el dedo por el agujero a un DVD y rian en el rincón) tendrá que pagar $7.00, por un reproductor MP3, dependiendo de su capacidad, entre $100 y $300 pesos, por una copiadora otros tantos... No importa si los vas a usar en tu trabajo para respaldar tus 9 GB de la bandeja del Outlook (lo he visto y no lo creo) o para grabar los XV años de tu hija, tienes que pagar, tu sabes, para beneficiar a los creadores de cultura, por que no queremos que muera. Piensen lo que quieran, pero a mi tía le gustó la propuesta. Hablo en serio. Hasta propuso que se debería cobrar a los proveedores de servicio de Internet porque, después de todo, por allí bajamos las canciones de Paulina Rubio que tanto nos gustan. No le digan “esclava del establishment” por favor, tengan empatía. Ella ha trabajado toda su vida, y sabe lo que cuestan las cosas, no como ustedes, bola de piratas. Verán, eso de la empatía me trae muchos problemas de conciencia. Nosotros vemos este tipo de iniciativas como un ataque a nuestros derechos, un asalto institucionalizado y una incongruencia de nuestros políticos que nos hacen pagar precios de Primer Mundo por un país de cuarta. Los OTROS nos ven como una banda de cínicos que queremos todo gratis. Un peligro para su forma de vida. Sí, podría ponerme en su lugar. ¿que haría yo como trabajador si veo que mi empleo va a desaparecer? Probablemente me aferraría con uñas y dientes a mi silla hasta que me sacaran a rastras, y luego buscaría otro trabajo, como cualquier otra persona. No me gusta la idea de que los formatos físicos desaparezcan o se vuelvan irrelevantes, pero a como van las cosas parece que todo camina en esa dirección, y se vuelve necesario cambiar las cosas. Las propuestas las pueden encontrar en su tecnoblog favorito, pero creo que ninguna pasa por pagar un impuesto por supuestos actos “delictivos” que se vayan a cometer en el futuro.

 Reiteramos.  En lugar de SGAE ponga su sociedad mexicana de autores de preferencia.

Me gusta la idea de pelear contra un impuesto injusto, que lo es. No soy de los que crea que es su prerrogativa bajar todo lo que se te antoje: tengo testigos de que compré un disco que ya había escuchado un millón de veces porque se lo merecía, y aunque no sabía cuántos de mis doscientos pesos terminarían en los bolsillos de Can, no me importó. Si tengo dinero, y ya sé que me gusta algo, pues lo compro y ya. Si me entero que va a venir Radiohead otra vez a México, mojo mis pantalones y luego los voy a ver. Me gusta la idea de que el público se informe y pueda defenderse. Internet (iba a decir Twitter, pero ya saben, no branding) es lo mejor que le pudo haber pasado a los ciudadanos de a pie que quieren expresar su opinión y hacerla valer. Allí tienen a los hermanos de España, que no se cansan de denunciar las arbitrariedades de su canon digital y la banda de gangsters que lo recauda, por lo menos en Menéame, donde es deporte nacional. Me pregunto de qué hablarían si ganaran la partida a la SGAE. No me gusta sin embargo el hecho de que sólo hemos alzado la voz tan fuerte (me huele a manada pero bueno) cuando nos han amenazado con tocarnos la cartera. Será que como los geeks que somos los que usamos Twitter los problemas que más directamente nos preocupan son los que tienen que ver con las series de tubos y los gadgets, pero si es así, qué mal. Me gustaría pensar que estamos peleando por algo importante y no somos una turba hiperinformada y desencantada con el sistema político que se queja por un alza en los impuestos: eso nos convertiría en neoliberales comeniños. O peor todavía: en personas que quieren todo gratis. O peor aún: en personas tan ensimismadas que sólo reaccionan cuando les tocan el bolsillo. Consumidores capitalistas, a fin de cuentas.

Al final lo que me preocupa es una cuestión más filosófica: que la subida de impuestos, los impuestos en general, provoquen en nosotros una ira asesina. Cierto es que hay impuestos ridículos, absurdos: la tenencia, este #canonmx... También es cierto que como Andrew Ryan nos dice, el hombre tiene derecho a disfrutar de los frutos de su trabajo, pero ¿de verdad nos cuesta tanto trabajo entender que los impuestos son para pagar los servicios que todos usamos? Porque para eso son. Puede que haya despilfarro, corrupción, hasta robo puro y duro, pero parte de ese dinero se usa para pagar las escuelas públicas, el salario de los maestros, nuestro sistema de salud con todas sus carencias, las minipensiones de los jubilados, el agua que no viene en un mes... hay un patrón aquí, si se fijan. Hay mucha evasión fiscal, pero también hay mucha gente que simplemente no quiere pagar los servicios que utiliza (o no puede, pero esa es otra historia, mucho más lacerante por cierto). Esto no es un campo de distorsión de la realidad marca Manzana©. No quiero demeritar el movimiento contra los impuestos injustos, pero quiero preguntarle, valiente lector que ha llegado hasta aquí: ¿cuántos impuestos considera usted justo pagar? ¿cuáles impuestos considera usted justos? Créanlo o no, gran parte de lo que una persona piensa sobre política, e incluso sobre la vida, queda perfectamente resumida en la respuesta de esas preguntas.

¿El final de la historia?


Tarea princip de un Dip es saber escuchar a los ciudadanos, retiro 2 iniciativas buscar opción p/defender Derch de Aut, sin afectar progresoless than a minute ago via Twitter for BlackBerry®

De todas maneras, te seguiremos vigilando. We never forget.

martes, 23 de marzo de 2010

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero


Cuando supe que Oliver Sacks aparte de haber escrito este libro era el doctor que había tratado a los enfermos de encefalitis letárgica de Despertares sentí escalofríos. Como ya he dicho antes, esa es la película que me da mas miedo; de hecho creo que es la única que me ha hecho sentir verdadero terror. Es lo que tiene presentarle un caso tan devastador a un hipocondriaco. Y este libro no empezó diferente: es un conjunto de casos de enfermedades neurológicas inusuales, y el que abre el libro y le da nombre es el de un hombre que ha perdido la capacidad de reconocer rostros y formas: puede reconocer detalles, pero no puede asociarlos omo parte de un todo. Luego te encuentras con dos casos de perdida de memoria de corto plazo, dejando a los aquejados en un perpetuo presente. O la mujer que ha perdido la capacidad de sentir su cuerpo y moverlo de forma inconsciente. Para alguien como yo, la lectura de anécdotas así provocan terror puro y duro. Stephen King, H. P. Lovecraft, Poe... todos tienen mucha imaginación, pero sus fabulaciones no son rival para la realidad, para el verdadero horror, el horror que uno puede encontrar en libros de la Segunda Guerra Mundial, o sobre la Inquisición, o como en este caso, en memorias médicas. Pero Sacks (Oh, dije el nombre del autor, debo ser un conocedor) no escribió sobre sus experiencias buscando el efecto de una de esas crónicas de exploradores hechas sólo para asombrar y hacer sentir superiores a los lectores, sino como un ejercicio para transmitir una nueva forma de ver a los pacientes, una mas "humana". Lo mas interesante es cómo en cada caso se apela al espíritu, a lo que se esconde en lo mas profundo de la mente, aquello que se encuentra más allá del raciocinio, por lo que al final la lectura es bastante esperanzadora. Aunque con "espíritu" se refiere a la capacidad del cerebro de conservar la parte creativa, los sentimientos, la experiencia no analítica, no tanto a la existencia de un plano metafísico, y como parte integral del cerebro, es suceptible de perderse... y potenciarse: muchos casos se refieren a personas que por una enfermedad recuerdan experiencias felices, son creativos o incluso son venerados como Hildegarda de Bingen, quien tenìa visiones celestiales producto de algo tan mundano como la migraña. Este es un libro sobre la mente, pero también sobre la vida interior.

martes, 16 de marzo de 2010

"La evolución puede ser cierta pero el creacionismo es divertido" (I)

Al grano.  Iniciemos esta serie con un video hilarante y doloroso a la vez: Richard Dawkins hablando con una sonriente pared.

lunes, 15 de marzo de 2010

Ahora seremos serios (Disculpa No. 4797)

Cuando hace tres meses compré el dominio de flaigrod.com soñé en convertirlo en... la verdad no sé. Creo que mi error fue en querer convertir este viejo blog en algo más que un pequeño jardín de bits. Hubiera sido como querer transformar mi casa en una miscelánea, conmigo durmiendo debajo del mostrador. No quiero eso: dormir encima de un costal de comida de perro debe ser bastante incómodo, así que este blog será lo que deba ser, y dado que mi vida se ha tornado bastante seria, creo que es hora de mi casa en Internet también lo sea. Seria, sobria, responsable, pendiente de los problemas de la vida moderna, histérica... Ups, no sé de dónde vino lo último. Al diablo, vean qué bonita plantilla le puse. Hasta tiene mis actualizaciones de Twitter. Oh, Twitter, es hora de que hable de tí, aunque eso signifique darle publicidad gratis. Twitter es a alguien que tiene un blog lo que masturbarse a alguien que está casado o con pareja: un sucedáneo bastante malo pero extrañamente gratificante. Como este post es un mal sucedáneo de un post de verdad. A lo que quiero llegar es que ahora seremos serios, nos lleve a donde nos lleve. Eso y que sigo vivo, by the way.

miércoles, 20 de enero de 2010

Los derechos fundamentales del lector

Download now or preview on posterous
derechoslector.pdf (46 KB)

Básicamente: Es tu libro, ergo, haz lo que quieras.

Publicado con email. . Original en Flaigrod: Lite Edition

El poder de la abstracción

"I never would have thought, in my most extreme paranoid fantasies, that my software, and the others like it, would have enabled Wall Street to decimate the investments of everyone in my family. Not even the most jaded observer saw that coming. I can’t deny that it allowed a privileged few to exploit the unsuspecting many. But catastrophe, depression, busted banks, forced auctions of entire tracts of houses? The fact that my software, over which I would labor for a decade, facilitated these events is numbing. Is capitalism inherently corrupt? I don’t think the free flow of goods in and of itself is the culprit. No, it’s the complexity masked by thousands of unseen whirring widgets that beguiles people into a sense of power, a feeling of dominion over the future."

De cómo fue creado el software que convertía hipotecas basura en bonos de inversión: How Michael Osinski Helped Build the Bomb That Blew Up Wall Street -- New York Magazine

Publicado con email. . Original en Flaigrod: Lite Edition

lunes, 11 de enero de 2010

Semanario de lo insólito (II)



Presentan en Las Vegas a Roxxxy, la robot sexual.  Porno 3D, robots sexuales... miles de años de ciencia por fín comienzan a dar sus frutos.

Y hablando de que la ciencia da frutos, científico descubre que la Mona Lisa padecía de colesterol alto. Stephen Hawking ya habla de crear una máquina del tiempo a fin de practicarle a la dama de negro exámenes de triglicéridos y glucosa.

El bello ciclo del dinero: los piratas somalíes mueven su dinero a terrenos menos riesgosos e ilegales,como la especulación inmobiliaria.  FAIL!

Buena idea: apostar a los caballos.  Mala idea: amenazar con matar a los caballos por los que olvidaste apostar.

viernes, 8 de enero de 2010

Quotehaus (III)

 

 
"Ahora que lo dices... Veamos, Mateo, Lucas, Marcos y Juan son una banda de juerguistas que se reúnen en alguna parte y deciden hacer una apuesta, se inventan un personaje, se ponen de acuerdo acerca de unos pocos hechos esenciales y el resto que se lo monte cada uno, después se verá quién lo ha hecho mejor, más tarde los cuatro relatos caen en manos de los amigos, que comienzan a pontificar, Mateo es bastante realista, pero insiste demasiado en esa historia del Mesías, Marcos no está mal, pero es un poco caótico, Lucas es elegante, eso no puede negarse, Juan se pasa con la filosofía... pero, bueno, los libros gustan, pasan de mano en mano, y cuando los cuatro se dan cuenta de lo que está sucediendo, ya es demasiado tarde, Pablo ya ha encontrado a Jesús en el camino de Damasco, Plinio inicia su investigación por orden del preocupado emperador, una legión de apócrifos fingen que también ellos están en el ajo... toi, apocryphe lecteur, mon semblable, mon frere... A Pedro se le sube el triunfo a la cabeza, se toma en serio, Juan amenaza con decir la verdad, Pedro y Pablo le hacen apresar, le encadenan en la isla de Patmos, y el pobrecillo empieza a desbarrar, ve a las langostas en la cabecera de la cama, que se callen esas trompetas, de dónde sale toda esta sangre... Y los otros van diciendo que bebe, la arterioesclerosis ya sabe... ¿Y si realmente hubiera sido así?"

Umberto Eco - El péndulo de Foucault



Tenía en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de cristal, y todas las mañanas se podía ver a la señora K mientras comía la fruta dorada que brotaba de las paredes de cristal, o mientras limpiaba la casa con puñados de un polvo magnético que recogía la suciedad y luego se dispersaba en el viento cálido. A la tarde, cuando el mar fósil yacía inmóvil y tibio, y las viñas se erguían tiesamente en los patios, y en el distante y recogido pueblito marciano nadie salía a la calle, se podía ver al señor K en su cuarto, que leía un libro de metal con jeroglíficos en relieve, sobre los que pasaba suavemente la mano como quien toca el arpa. Y del libro, al contacto de los dedos, surgía un canto, una voz antigua y suave que hablaba del tiempo en que el mar bañaba las costas con vapores rojos y los hombres lanzaban al combate nubes de insectos metálicos y arañas eléctricas.

Ray Bradbury - Crónicas Marcianas



...Retiró lentamente la mano y vio que era una Coca-Cola.
¿Qué es, papá?
Una chuchería. Para ti.
¿Qué es?
Ven. Siéntate.
Aflojó las correas de la mochila del chico y dejó la mochila en el suelo detrás de él y metió la uña del pulgar bajo el gancho de aluminio en la parte superior de la lata y la abrió. Acercó la nariz al discreto burbujeo que salía de la lata y luego se la pasó al chico. Toma, dijo.
El chico cogió la lata. Tiene burbujas, dijo.
Bebe.
El chico miró a su padre y luego inclinó la lata para beber. Se quedó allí sentado pensando en ello. Está muy rico, dijo.
Así es.
Toma un poco, papá.
Quiero que te la bebas tú.
Solo un poco.
Cogió la lata y dio un sorbo y se la devolvió. Bebe tú, dijo.
Quedémonos aquí sentados un rato.
Es porque nunca más volveré a beber otra, ¿verdad?
Nunca más es mucho tiempo.
Vale, dijo el chico.

Cormac McCarthy - La Carretera

miércoles, 6 de enero de 2010

Día de Reyes



¿Y dónde quedó Baltazar? Racistas.

Hoy iba a pronunciarme sobre los sentimientos encontrados que me dejó Call Of Duty Modern Warfare 2, pero en honor a mi alter ego el Excmo. Don Hipólito Mendía Cuevas, Gran Obispo de la Iglesia Epifánica Reestructurada de Occidente, Santo Varón, Gran Maestre de la Orden de Baltazar, santificaré esta fiesta y la dedicaré al SEÑOR.  Y a comer rosca.  Lo siento, señor don Kalimero, no encontré la forma de enviarle una hasta España.  De regalo para todos ustedes, una pieza clásica de humor fino y mordaz como sólo en México sabemos hacerlo: Sammy y Miguel Luis en "Sección Imposible", haciendo un reportaje sobre esta dichosa celebración.




Que las bendiciones y el amor de Cristo, Melchor, Gaspar y Baltazar los acompañen siempre.

martes, 5 de enero de 2010

Películas en 1000 caracteres o menos (II)

Moon - 5/10




Se supone que es buena. Debe serlo. Todo está allí: la base fría y antiséptica, la luz fluorescente, el astronauta solitario, la computadora con sentimientos, la corporación maligna, recuerdos fabricados, giros inesperados, el tempo lento, clones, el qué significa ser humano... De verdad, tiene todo lo que tiene una buena película de ciencia ficción. Lo malo es que ya he visto un montón de esas películas, y se nota que Duncan Jones también. Cada uno de esos tópicos los hemos visto desarrollados en otros lugares, algunos de mejor manera. Con decirles que en el momento que pasa el suceso que va a darle vuelta a la trama, ya sabía cómo iba a terminar. Inteligente, pero insípida. Bien hecha, pero genérica.

La escena: Los clichés de esta película llegan a su climax en el momento en el que la computadora de la base se "compadece" del astronauta y le cuenta la verdad:



Office Space - 7/10




No es la mejor película que he visto. No es la mejor comedia que he visto. Los personajes son en el mejor de los casos caricaturas de las personas que nos encontramos a diario en el trabajo. El tema es tan común (no estar a gusto en el trabajo) que a muchos no les llamará la atención. Y sin embargo es de las pocas películas en las que he podido decir que me sentí retratado. No es difícil: a cualquiera le da un "caso de los lunes". Todos hemos sentido o sentiremos alguna vez que nuestra vida se ha reducido a llenar reportes o limpiar mesas, que "cada día es peor que el anterior y que cada día es el peor de nuestra vida", que si tuviéramos un millón de dólares simplemente nos sentaríamos en él viendo pasar los días. Se puede sacar todo un curso de superación personal de esta hora y media de humor irónico, pero me da flojera. Yo por mi parte la pondré cada vez que llegue de malas.

La escena: La destrucción de un símbolo de la frustración del trabajo, y de todo lo que está mal en una empresa sin rostro y en el capitalismo: la impresora mañosa.

lunes, 4 de enero de 2010

Semanario de lo insólito (I)



Si alguien tiene un tabloide como el de arriba entre sus cosas, dejar comentario.

¿Están preparados para el fin del mundo en el 2012? Pues vayan apurándose con ese búnker casero que dejaron a medio hacer en el patio, porque un predicador estadounidense ha hecho matemagia con la Biblia y ha llegado a la conclusión de que la segunda venida de Jesucristo será el 21 de mayo de 2011:

Los rusos salvarán al mundo. Otra vez: los rusos salvarán al mundo. La agencia espacial rusa está muy preocupada por el acercamiento del asteroide Apophis a la Tierra en el 2036, y empezará a trazar un plan para detenerlo:


Oferta por tiempo limitado: puedes ganarte unas vacaciones y contribuir al avance de la ciencia al mismo tiempo. Viaje a México a cambio de probar una nueva vacuna contra la diarrea. Suena bastante lógico, ahora que lo pienso. El pie de foto es tan bueno que lo copio textual:


Y el eterno clásico de las noticias absurdas: Los premios Darwin 2009.  La próxima vez que uses dinamita para robar un cajero automático asegúrate de estar a una distancia segura.

"Si los pendejos volaran, taparían la luz del sol"

domingo, 3 de enero de 2010

America's Most Depressing Videos (I)

Hace años, haciendo zapping en el cable (cuando veía cable) me encontré con el comercial más deprimente que haya tenido la desgracia de sufrir.  Hoy, mientras leía historias de los efectos de la crisis en E.U. (para qué leer el recuento de muertos del día si puedes hojear el New York Times) se me ocurrió buscarlo.  Afortunadamente lo encontré.  Con ustedes, sopa de catsup:



Está de más decir que nunca he vuelto a ver esas bolsitas igual. Ni a los estadounidenses.

sábado, 2 de enero de 2010

La mejor banda americana

He oído tanto a los Talking Heads últimamente que ya hasta los andaba proclanando la mejor banda americana.  Amablemente me corrigieron, y borré eso de un post ya publicado.  Pero claro que Talking Heads no es la mejor banda americana.  Ese título se lo queda, obviamente, Creedence Clearwater Revival.



Y ya, se acabó la discusión. ¿Qué, Velvet Underground? Ah, si, a Andy Warhol le gustaban, pero qué sabía él sobre THE REAL AMERICA.  Unos hippies cantando sobre drogas no son la mejor representación del espíritu estadounidense.

viernes, 1 de enero de 2010

Año Nuevo

Ya que no tengo tema para hoy, pongamos un video: New Year's Day, de U2



Y si se pusieron como propósito ir al gimnasio este año, vayan por lo menos hasta marzo, por DIOS santo.