Our Motto:

We yell because we don't care

miércoles, 4 de junio de 2008

Sobreexposición a sustancias peligrosas


Peligro: Alta toxicidad

Situación: una plática común y corriente.

Lugar: una escuela común y corriente.

Los hechos: contingente de estudiantes que tienen una “discusión” (entrecomillado porque no es una pelea, sino una forma de entretenimiento). Uno de ellos dice una frase que tiene un efecto demoledor, un argumento “hiriente”. El que escribe esto sólo puede atinar a decir:

- Como dijo la llanta: tsssssssss…

Seguido de risas y aplausos, el autor se encuentra satisfecho, orgulloso y hasta sorprendido por su capacidad de improvisación. La plática continúa y se pierde entre el rumor de los demás alumnos y la dispersión del grupo (era la salida de clases).

Motivo de preocupación: Al principio la frase puede parecer inocua, pero teniendo conciencia del telón de fondo, el aspecto sociocultural de mi demográfico, al unir los puntos y al apreciar con mayor detalle la forma y el contexto cultural en la que fue dicha, sólo puedo empezar a sentir temor. Me muevo en un mundo en el que “Me tapo un ojo, me tapo otro y nada que ver” y similares son epígrafes jocoso-ingeniosos y válidos en ciertas ocasiones. Y me preocupa haber contribuido un poco al “saber popular” de mis tiempos. Más aún: He pasado demasiado tiempo en un ambiente demasiado ajeno para mí. Entré a la universidad siendo un semi-otaku y al paso que voy a terminarla siendo un semi-geek con tintes fresas. Temo haberme aclimatado tan bien a mi entorno que ya esté formando parte de él.

Pregunta: ¿Debo sentirme orgulloso o avergonzado por su creación? ¿Debo sondear los recovecos de mi mente en busca de una explicación (y de una posible cura)? ¿Preocuparme es demasiado, puesto que a mí nadie me oye?

Nota al pie: Mientras son peras o manzanas, trataré de mitigar el “fresismo” con los suaves acordes de los Talking Heads (no estoy tan aclimatado como para soportar a Nigga, RBD o K-Paz de la Sierra):



Talking Heads – “Born Under Punches (The Heat Goes On)”

5 comentarios:

William Saints dijo...

Pregunta: no mames, ¿en serio te preocupan esas pendejadas?

Dudo que te termines aclimatando a alguna de las masas sociales de bajo coeficiente y gran pedantería, tienes demasiadas conexiones neuronales activas para hacerlo.

SIN EMBARGO, hay algo que se llama S-O-C-I-A-L-I-Z-A-R: es la base primordial de nuestro desarrollo humano (ya que sin compáñía no seriamos nada).

Que hayas dicho un chascarillo como el que te aventaste, solo demuestra que... puta madre, estabas platicando con unos amigos e hiciste un comentario.

No sé que está mas güey: si mi comentario o tu preocupación o_o

DerWittenbergman dijo...

Creo que lo segundo (como dice la juventud: :P). Prometo firmemente no volver a preocuparme por la contaminación mental.

Momus dijo...

Promesa futil. Es a base de relaciones sociales la manera en la que se define una persona. Tanto en parámetros de comparación como en avatares de identificación. Te vas a preocupar por eso en el futuro aunque no lo manifiestes en una entrada de blog. Mínimo deberías de verlo con un matiz utilitarista, de la masa aprendes como conseguir chicas, y las chicas son las segunda cosa más genial que puede tener un hombre.

William Saints dijo...

Discrepo, momus. Discrepo cañón.

Momus dijo...

Yay, debate. ¿En que difiere usted señor Santos?