Our Motto:

We yell because we don't care

domingo, 18 de noviembre de 2007

Master, Master!

Me gusta decir que puedo oír lo que sea, pero a la hora de los hechos, cuando oigo metal o cualquiera de sus n variantes, digo “pinche grupo, puros gritos y guitarrazos, aquí parecen rudos pero en el fondo le tienen envidia a Belanova”. O cuando un otaku empieza a poner j-pop: “Méndigas ardillitas, lo bien que no se desgañitan, pero van a quedar como el de Jaguares”. Y ni quiero mencionar los ruidos “gangsta” que son acompañados por rimas incoherentes y obscenas que ni se esfuerzan por parecer rudas, simplemente soeces. No tengo palabras para eso, a lo mejor “estrubujuástico”. No me refiero al pop normal porque ese no levanta tantas pasiones como estas tres familias. No sé porqué son tan populares. Me gustaría saber en qué momento se perdió el rumbo. Yo le echo la culpa a los 80’s, pero eso es harina de otro post. De lo que trata éste es de mi intento por encajar en el esquema musical. Debí empezar por algún lado y dentro de mi discoteca interior, el mini DJ que programa la tornamesa de mi neocórtex como que se siente más afín con el metal. Y de mi exploración, así como resultado preliminar, puedo decirles un par de cosas:

“Master Of Puppets” me da risa. Sí. Así como lo están leyendo. Risa. Cuando oigo ese “Master, Master”, me carcajeo, y no sé porqué, porque no debería. Creo que la escribieron como un acto de adoración al demonio o una apología de la dominación o algo así, no como un chiste. Y la parte del principio se me hace que la usaron en el Doom. Por lo demás, si pones un disco así con Gears Of War, como que se disfrutan más ambas cosas.



No la pude conseguir con Gears, pero es en vivo, así que debe ser mejor

“Through the Fire and Flames” puede causar amputaciones de dedos por sobreexposición al Guitar Hero, pero bien pudo haber formado parte del Punp It Up. Es cosa mía también, pero cuando oigo una canción de power metal pienso en animes con vampiros o guerreros ultrapoderosos, o ya de plano en Dragon Ball, y esta cancioncita en especial no hace sino afianzar esa imagen mental, porque usa menos que otras esa guitarra de fondo tan grave, ruidosa y rápida que hace que el metal me desagrade.



Creo que alguien allá afuera piensa igual que yo

Aunque no es metal, tengo que decir esto también. Yo pensaba que Guns N’ Roses era más rudo. No me puedo imaginar a esa banda tocando November Rain. Simplemente no puedo, y sin embargo, así fue. Es un grupo muy inofensivo: ese mono del Use Your Ilussion es sacado de una pintura de Rafael. Y yo que creía que era una viejita contorsionándose de dolor o un bailarín irlandés.



November Reeeeiiiinnnn! (chiste privado)

**

Si, me gusta el metal. Pero no en el sentido de “que chido solo”, o “¿qué tono de negro debo usar hoy?”. En ejemplo práctico, es como si comprara un disco de Mago de Oz no por las letras paganas o los sonidos de juglar, sino para tratar de contar todas las figuritas que tiene la portada. No me agrada que toda la atención se la lleven las guitarras, o más concretamente, los dedos de los guitarristas. Hay más instrumentos buenos y que hacen cosas padres y sonidos. Aparte de que se pueden hacer mezclas entre ellos, no necesariamente se tiene que grabar “en vivo”. Pero mejor ya no agrego más, de por sí si algún metalero lee esto ya tengo de qué preocuparme, así que mejor lo dejamos hasta aquí.

2 comentarios:

Vanheiken dijo...

El metal es visceral e irracional, es la técnica del gruñido. Pero es agresivo, y la gente es agresiva, yo soy agresivo, me gusta el metal cuando soy agresivo. Quizá es difícil de entender la devoción con la que millones de fans de Metallica aullan "Master, Master" pero trata de ponerle soundtrack a la ira infantil con radiohead o the doors, resulta inadecuado.

Hace mucho tiempo que dejé de leer este blog, pero fue por falta de tiempo. Ahora tendré que leer como veinte entradas pasadas. Que mal/bien que seas tan prolífero.

Memo dijo...

Alguna vez me dijeron que los buenos degustantes del metal eran también buenos degustantes de la música clásica... y es medio de risa.

Pero bueno, Metallica tampoco es metal metal metal muy chingón, mas bien creo que es de lo más digerible de todo ese pedo.