Our Motto:

We yell because we don't care

jueves, 9 de noviembre de 2006

Divagaciones varias

Lo increíble de la inspiración es que llega súbitamente, y en realidad no es sino la suma de imágenes y recuerdos que ya están allí. Eso y la habilidad inconsciente de poner las cosas en orden lo suficiente. Estaba dándole vueltas a un asunto de la escuela, cuando pude acuñar esta frase: “Siento que estoy en la secundaria. Nada de lo que hago aquí tiene algún sentido excepto cuando te ríes”. Creo que en este momento en particular del tiempo, en estas semanas, no puedo encontrar otra definición al sentimiento de apatía que he sufrido últimamente. ¿Esto es entonces otra disculpa por no aparecerme por aquí? Sí, pero también es una idea que me andaba dando vueltas. Creo que se debe tener un poco de sentido común para recordar el por qué de lo que hacemos. Una vida enajenante que nos prive de tomarnos el tiempo de darnos un respiro es malísima para la mente y el espíritu. Cuando ves todo desde la perspectiva del presente, es inevitable que un día despiertes y no sepas dónde estás. El tiempo se desperdicia más pronto si se fragmenta en pedacitos.

1 comentario:

jesus dijo...

ecole compadre, tienes toda la razon, hay muchos dias en los que la precion me matan tranquilamente por dentro, comenzare a apreciar mas esos momentos en los que digo babosadas, realmente los disfruto en el momento, pero jamas los trato de saborear, supongo que debo de poner mas atencion a los detalles de la vida.